En ocasiones cuando bajamos Ubuntu, el entorno de gnome no nos es muy agradable a la vista y preferimos otro como KDE, para eso tenemos dos soluciones muy sencillas.

La primera es con un simple comando en terminal:

sudo apt-get install kubuntu-desktop

Esta opción tarda un rato en descargas todas las librerías y demás paquetes para instalar KDE en Ubuntu, ya para probar reiniciamos y cuando vamos a iniciar sesión, seleccionamos KDE.

La segunda solucion es un poco obvia y simple:

nos bajamos desde antes kubuntu.

La primer opción viene bien cuando ya tenemos instalado el sistema en la computadora y la otra es cuando apenas nos decidimos por cual entorno gráfico utilizar.  Es cuestión de gustos, ami me gusta mas gnome por que es mas estable, KDE lo que tiene es que es mas visual, ademas el arranque en gnome es mas rápido que en KDE, cuando lo instalen lo comprobaran.

Probado en Ubuntu 9.10

Share on Facebook Share Share